Canelones navideños

Canelones de navidad

Empezamos hace 6 años y creo que se está convirtiendo en una tradición, juntarnos un grupo de amigos el día de Nochevieja, cocinar juntos y comernos estos sabrosos canelones. Así que esta receta va dedicada a ellos. ¡Feliz 2013!

Ingredientes (10 personas)

  • 40 placas de canelón.
  • 1 kg. carne picada.
  • 2 calabacines.
  • 1 cebolla mediana.
  • 500 gr. tomate frito.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • 10 cucharadas harina.
  • 750 ml leche.
  • 60 gr. margarina.
  • 1 pastilla de caldo de pollo.
  • Pimienta y sal.
  • Queso rallado.

Preparación

Ponemos al fuego una cazuela grande con abundante agua, un puñado de sal y un chorrito de aceite. Cuando rompa a hervir añadimos las placas de canelón una a una a la cazuela, removemos con cuidado y dejamos a fuego medio durante 20 minutos. Pasado el tiempo, escurrimos las placas y las colocamos separadas encima de unos paños de cocina para que se enfríen.

Mientras se cuecen los canelones, lavamos y pelamos el calabacín, lo cortamos en dados pequeños y le añadimos sal. Cortamos la cebolla en daditos pequeños y la sofreímos una sartén con un chorrito de aceite. Cuando esté transparente añadimos el calabacín y lo rehogamos hasta que esté tierno. Pasado este tiempo, añadimos la carne picada y dejamos que se vaya haciendo todo junto (la carne estará lista cuando desaparezca el color rosáceo). A continuación, echamos el tomate frito, el vaso de vino y salpimentamos. Cuando empiece a hervir bajamos el fuego al mínimo y dejamos que se espese removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Cuando la mezcla esté bastante espesa la retiramos del fuego y la reservamos.

Ponemos el horno a precalentar a 180ºC posición arriba-abajo. Untamos una fuente de horno con un poquito de tomate frito y pasamos a rellenar los canelones añadiendo un par de cucharadas pequeñas en cada placa, enrollándolos y colocándolos en la fuente sobre el lado de la unión.

Pasamos a preparar la bechamel y para ello añadimos la margarina a una cazuela y ponemos a calentar a fuego medio, cuando se haya derretido espolvoreamos con la pastilla de caldo de pollo, echamos la harina y  removemos todo cocinándolo un poco (no pasa nada porque se formen grumos). Por último, añadimos un poco de leche hasta cubrir la harina y desde este momento no paramos de remover. Cuando la mezcla se haya espesado bastante pasamos la batidora para eliminar todos los grumos e incorporamos el resto de leche poco a poco hasta conseguir una bechamel cremosa (si veis que está muy espesa añadirle un poco más de leche y en el caso de que esté muy líquida colocarla a fuego lento y remover hasta que consigáis la textura deseada).

Cubrimos los canelones con la bechamel, espolvoreamos con queso rallado y metemos la fuente en el horno durante 5 minutos. Después cambiamos a posición gratinador hasta que estén dorados.

¡Y ya están listos los canelones un año más!

Tagged: , ,

Comentarios: 2

  1. Toni 8 Enero, 2013 at 6:33 pm Reply

    Cada año están más buenos! 😉

    • Isa 12 Enero, 2013 at 12:53 pm Reply

      Sí, nos vamos superando.

      Si el año que viene nadie se tiene que ir a correr… hacemos el doble!! 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *