Tarta de zanahoria

Tarta de zanahoria

Probamos esta tarta en un viaje a Estados Unidos y a la vuelta nos faltó tiempo para buscar algunas recetas por internet e intentar hacer nuestra versión 🙂

Ingredientes

Para el bizcocho utilizaremos:

  • 250 gr. zanahorias.
  • 4 huevos.
  • 60 gr. nueces.
  • 250 gr. harina.
  • 200 gr. azúcar.
  • 175 ml aceite de girasol.
  • 1 cucharadita de canela.
  • 1 sobre de levadura (16 gr.)
  • 1 cucharadita de bicarbonato.

Y para el relleno y cobertura:

  • 300 gr. queso crema (Philadelphia u otra marca)
  • 200 gr. azúcar glas.
  • 300 ml nata líquida para montar.
  • 60 gr. mantequilla a temperatura ambiente.

Preparación

Antes de nada encendemos el horno para precalentarlo a 250ºC en la posición arriba y abajo.

Lavamos, pelamos y picamos las zanahorias en una picadora. Picamos también las nueces y lo echamos todo en un bol donde añadimos los huevos con el aceite y mezclamos bien. Incorporamos el azúcar y la canela mezclando poco a poco. Por último vamos añadiendo la harina junto con la levadura y el bicarbonato y batimos todo hasta conseguir una crema homogénea.

Untamos un molde desmontable (yo utilizo uno de unos 26 cm de diámetro) con un poco de mantequilla y espolvoreamos con harina para que no se pegue. Añadimos la crema al molde y lo metemos en el horno durante 40 minutos a 160ºC. Es muy importante no abrir el horno antes de que haya pasado ese tiempo.

Transcurrido el tiempo, abrimos el  horno y con mucho cuidado introducimos en el bizcocho un palillo largo, si sale limpio sin restos de crema estará listo y ya podemos sacarlo del horno. Si quedan restos de crema en el palillo dejad el bizcocho 5 minutos más y volved a hacer la prueba.

Si vemos que ha quedado muy redondeado por arriba, le damos la vuelta con cuidado apoyando la parte superior en un plato para que se aplane (desmoldarlo si es necesario) y dejando que se enfríe en esta posición. Así conseguiremos una parte superior plana y que la tarta quede más bonita.

Para el relleno, en un bol grande ponemos la nata y la montamos. En otro bol mezclamos la mantequilla con el queso y le añadimos el azúcar glas, cuando esté listo lo añadimos a la nata montada y removemos con movimientos envolventes hasta que quede uniforme.

Una vez frío el bizcocho, lo desmoldamos para rellenarlo y decorarlo. Lo cortamos por la mitad dejando una “tapa” y una “base”. Untamos la base con una capa de crema de más o menos un centímetro de grosor. Colocamos la tapa del bizcocho sobre el relleno y cubrimos entero con la crema sobrante.

Para la decoración de la tarta podéis poner unas nueces peladas o lo que se os ocurra.

Tagged: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *